En un súperdomingo, se impusieron los oficialismos

Los gobernadores de Tucumán, Chubut, Entre Ríos y Jujuy resultaron reelectos. El Gobierno celebró su primera victoria.

Un verdadero súperdomingo electoral fue el celebrado este domingo, en lo que representó el penúltimo convite previo a las PASO. En efecto, a estas cinco elecciones le sucederán el próximo otros cuatro comicios a desarrollarse el próximo domingo 16 de junio, en Formosa, Santa Fe, San Luis y Tierra del Fuego.

Los cinco distritos en los que se sufragó ayer, conforman el 14 por ciento del padrón total nacional y sus resultados comenzaron a delinear la carrera presidencial de octubre próximo, teniendo en cuenta que tras las votaciones del domingo que viene y el impasse de julio, toda la expectativa estará puesta ya en las PASO del 11 de agosto.

Este domingo le dio al gobierno las primeras noticias positivas de este cronograma electoral. Si bien el domingo pasado ya había tenido una sonrisa en Corrientes, donde el radicalismo gobernante se impuso por el 60 por ciento de los votos, esas fueron elecciones legislativas -recordemos que esa provincia mesopotámica está desfasada, igual que Santiago del Estero, del resto del país en cuanto a la elección de sus gobernadores-. Pero ayer finalmente logró retener la primera de las cinco provincias que gobierna Cambiemos: Jujuy.

En ese terruño, Gerardo Morales se impuso este domingo a su contendiente del Frente Justicialista, Julio Ferreyra, al que superaba por más de diez puntos, dejando bastante lejos a Guillermo Snopek, de Frente Juntos por Jujuy y configurándose en el primer bastión que el oficialismo nacional logró mantener en elecciones de gobernador, noticia celebrada por el presidente Mauricio Macri, que siguió los resultados desde Olivos.

La otra sonrisa para el presidente llegó desde Mendoza, donde la fuerza gobernante fue la más votada en las PASO celebradas en toda la provincia, superando por unos 8 puntos a sus oponentes justicialistas.

Dentro del espacio político, el que quedó mejor parado fue el gobernador Alfredo Cornejo, ya que su candidato Rodolfo Suárez, doblegó de forma muy clara a Omar De Marchi, quien contaba con el respaldo del PRO, al sacarle unos 20 puntos y dejando muy lejos al tercero en discordia, Fernando Armagnague, del Frente Cambia Mendoza, quien rondó el 1%.

En cuanto al peronismo, sus candidatos quedaron bastante por detrás de un oficialismo mejor parado, con una interna que resultó más que disputada y dejó un virtual empate técnico entre Alejandro Bermejo, del Frente Elegí Mendoza y la senadora nacional de La Cámpora Anabel Fernández Sagasti, siendo esta última quien sacó el plus de ventaja para competir en las generales.

Pero seguramente la mayor expectativa estaba puesta en Tucumán, por el tamaño electoral de ese distrito. Un millón de votantes tiene esa provincia que es el bastión más grande que quedó en manos del peronismo tras el triunfo de Cambiemos en 2015. Allí los ojos estaban puestos en la disputa personal entre el gobernador actual, Juan Manzur, y su antecesor y mentor, José Alperovich, que buscaba su cuarto mandato.

El combate fue ganado con comodidad por el mandatario actual, quien rápidamente salió a autoproclamarse ganador con una suma superior al 70%, que fue bajando conforme avanzaba el escrutinio, pero que le sirvió para derrotar a sus oponentes.

En este caso fue promisorio el papel de la senadora radical Silvia Elías de Pérez, que encabezó el frente Vamos Tucumán y quedó segunda. Fundamentalmente porque en un momento dado de la campaña aparecía en el cuarto lugar de las encuestas, aventajada por Ricardo Bussi, de Fuerza Repúblicana, quien quedó tercero y por Alperovich, quien a la postre quedó en esa cuarta posición.

La otra provincia de importancia que se definió este domingo fue Entre Ríos, donde tal cual habían anticipado las PASO, se impuso el gobernador Gustavo Bordet al aglutinar unos 20 puntos más que el diputado radical Atilio Benedetti de la alianza Cambiemos, que quedó en un segundo lugar más que cómodo.

Por último, las elecciones en Chubut le dieron el triunfo al gobernador Mariano Arcioni, quien ya en las PASO había sido el candidato más votado individualmente, pero en realidad la suma de los tres precandidatos del Frente Patriótico Chubutense, con representantes del kirchnerismo, sumaban más que el mandatario provincial.

Este domingo Arcioni revalidó títulos, al vencer a Carlos Linares de la Alianza Frente Patriótico Chubutense por alrededor de 7 puntos y sacando unos 23 puntos más que el candidato radical Gustavo Menna, de Chubut Cambia, versión local de Cambiemos.

FuenteParlamentario
Compartir