Cayó otro usurero que retenía tarjetas de débito: ya son cinco en menos de dos semanas

Un sujeto de 22 años fue detenido en General San Martín con cuatro tarjetas de débito a nombre de diferentes personas. Incautaron más de $10 mil en efectivo que tenía en su poder. Con este, ya son cinco las personas detenidas en menos de dos semanas por esta modalidad delictiva caratulada como “usura”.

Según informó la policía, un joven de 22 años fue demorado el miércoles por personal de la Comisaría de San Martín con varias tarjetas de débito y más de $10.000 pesos en efectivo que extrajo de un cajero.

Poco después de las 6 del miércoles, personal policial tomó conocimiento de que un joven estaría extrayendo dinero con varias tarjetas en un cajero red link de esa localidad.

Inmediatamente, los agentes fueron al lugar donde demoraron a un joven de 22 años, quien tenía en su poder cuatro tarjetas de débitos a nombre de diferentes personas y la suma de $10.100.

Finalmente, el joven, junto a los elementos secuestrados, fue conducido hasta a la unidad policial. La magistratura interviniente ordenó que se realicen actuaciones y, que el joven, sea notificado en la causa “Supuesta Usura”, según informaron desde la unidad que intervino.

Este caso se suma a dos más ocurridos en las últimas dos semanas en la misma localidad. El primero ocurrió el 5 de junio cuando dos sujetos de 25 y de 41 años fueron detenidos minutos después de la medianoche en un cajero automático de la localidad. Tenían en su poder 19 tarjetas de débito y 29 mil pesos en efectivo.

El segundo se produjo el 7 de junio, cuando detuvieron a dos mujeres de 29 y 21 años que se encontraban realizando extracciones en un cajero ubicado en Perú e Ingeniero Mañanes. Tenían 13 tarjetas de débito y 41.500 pesos en efectivo.

Días atrás, en declaraciones a CIUDAD TV, el jefe de la División Investigaciones de la Policía del Chaco, Aldo Mendoza, confirmó que se trata de prestamistas que otorgaban créditos personales de manera totalmente informal, a tasas muy por encima del mercado.

Y que, para cobrarse, les retenían las tarjetas a sus deudores, con sus respectivas claves. De esta manera, a fin de mes y en horas de la noche, se acercaban hasta los cajeros automáticos y retiraban el dinero.

Compartir