Crecería notablemente el bloque peronista en el Senado si en octubre se repiten los resultados de las PASO

Con los números de las elecciones de este domingo, el kirchnerismo lograría aumentar su presencia en la Cámara alta con 17 legisladores. Cambiemos aumentaría en dos miembros, aunque conseguiría renovar mandato un aliado como Juan Carlos Romero, que compitió bajo el sello de Juntos por el Cambio.

Se sabe que Cristina Kirchner afinó el lápiz a la hora de confeccionar las listas de legisladores nacionales y, especialmente, las que correspondían al Senado, donde ella tiene mandato hasta 2023. Pero ni los más optimistas de la oposición hubieran anticipado el rotundo triunfo que el Frente de Todos logró sobre el Gobierno nacional. Y ello se trasladó a la elección de los representantes para la Cámara alta en ocho provincias.

En caso de que los resultados de las PASO se repitieran en las elecciones generales de octubre, el bloque del Frente para la Victoria se llevaría una fructífera cosecha: este año pone en juego tres bancas y conseguría 11 senadores. Así, la bancada quedaría compuesta por 17 miembros. Y, en caso de consagrarse la fórmula de los Fernández, CFK pasaría a presidir la Cámara alta.

En tanto, el oficialismo, que arriesga cuatro bancas de su interbloque, obtendría seis escaños: cuatro radicales y dos Pro. Además sumaría como eventual aliado al salteño Juan Carlos Romero.

A continuación se detalla el panorama que podría tener el nuevo Senado, realizado en base a los resultados de las PASO, que pueden variar en octubre. Y, una vez conformado el nuevo mapa del recinto, habrá que ver cómo se dan los reacomodamientos de los bloques para efectivamente saber con qué número de legisladores quedará cada espacio.

La lista encabezada por Jorge Capitanich se impuso en las internas del Frente de Todos por sobre la que lideraba el gobernador Domingo Peppo. De esta manera, el exjefe de Gabinete y actual intendente de Resistencia desembarcaría en la Cámara alta. Además, al salir en primer lugar, renovaría mandato María Inés Pilatti Vergara, quien secunda a Capitanich. Por la minoría ingresaría el radical Víctor Zimmermann, que ganó la interna dentro de Juntos por el Cambio.

El oficialismo triunfó por más de 10 puntos en la Ciudad de Buenos Aires, por lo que obtendría las dos bancas por la mayoría en el Senado, correspondientes a Martín Lousteau y Guadalupe Tagliaferri. En tanto, la restante sería para el kirchnerista Mariano Recalde, cuya lista salió en segundo lugar.

En Entre Ríos consiguió el primer puesto la lista del Frente de Todos, con lo que los senadores por ese sector serían Edgardo Kueider -actual secretario general de la Gobernación- y la camporista Stefania Cora. Por su parte, en la interna de Juntos por el Cambio, se alzó con la victoria la lista encabezada por Alfredo De Angeli, quien conseguiría un nuevo mandato.

La rotunda victoria de Alberto Fernández se trasladó también a Neuquén, donde obtuvo el primer lugar para la categoría de senadores nacionales la boleta integrada por Oscar Parrilli y Silvia Sapag. Por la minoría lograría incorporarse al Senado el radical Horacio “Pechi” Quiroga. El Movimiento Popular Neuquino quedó en tercer lugar por lo que, de repetirse estos números, el senador Guillermo Pereyra se quedaría sin la reelección.

Tampoco le fue bien con la boleta corta al oficialismo de Río Negro. Por la mayoría ingresaría al Senado el kirchnerista Martín Doñate, mientras que Silvina García Larraburu obtendría un nuevo mandato. Por su parte, el actual gobernador Alberto Weretilneck desembarcaría en la Cámara alta por la minoría.

En Salta también se consagró el Frente de Todos, con lo que entrarían al Senado Sergio Leavy y Nora del Valle Giménez, quienes figuraban en la lista “Celeste y Blanca” que se impuso en la interna. En tanto, Juan Carlos Romero renovaría su escaño de la mano de Juntos por el Cambio.

Aunque fue la provincia en que Alberto Fernández consiguió el triunfo más arrollador -con 75% de los votos-, en Santiago del Estero ganó la boleta para senadores del Frente Cívico, con lo que obtendría banca la actual diputada Claudia Ledesma Abdala de Zamora -esposa del gobernador Gerardo Zamora- y el hoy vicegobernador José Neder; mientras que la banca por la minoría sería para Gerardo Montenegro, quien compitió por el Frente de Todos y lograría un nuevo mandato como senador nacional.

Finalmente en Tierra del Fuego triunfó el kirchnerismo, por lo que Matías Rodríguez -que culmina su mandato en diciembre como diputado nacional- y María Eugenia Duré llegarían a la Cámara alta. El senador por la minoría sería Pablo Blanco, de Juntos por el Cambio.

FuenteParlamentario
Compartir