Impuestazo en Resistencia: la oposición propone que los aumentos no superen el 46%

El bloque de concejales de la Unión Cívica Radical de Resistencia presentó un proyecto de ordenanza para que el incremento de los tributos municipales no supere el 46%. En diálogo con CIUDAD TV, el presidente del bloque, Carlos Salom, pidió que se retrotraigan los valores "con sentido común y equilibrio" ya que para algunos sectores no podrán afrontar el exorbitante incremento de los tributos.

A partir de la reacción ciudadana que generó el exorbitante incremento de los tributos municipales en Resistencia establecidos por la Ordenanza General Tributaria 2020, desde la bancada opositora de la UCR presentaron un proyecto de ordenanza para que los mismos no superen el 46%. En sus considerandos, la iniciativa señala que “si bien es necesario actualizar los montos en función de la inacción administrativa de la gestión anterior al respecto, ésta debe hacerse en un porcentaje razonable, oportuno y legítimo”.

En ese sentido, consideran que la Ordenanza General Tributaria 2020 aprobada en diciembre de 2019 “incrementa en forma desmedida las tarifas de los tributos e impuestos municipales lo que imposibilitará a los contribuyentes a cumplir con el pago de los mismos, y como consecuencia de ello, al Estado Municipal a demandar su cobro, ocasionando gastos innecesarios al fisco, ya que no se duda de la naturaleza confiscatoria del aumento, gastos que en definitiva pagan todos los ciudadanos en defensa de sus propios intereses”.

El proyecto considera a los montos exorbitantes lo que “harán que el municipio no recaude ni siquiera lo necesario para poder cumplir con sus obligaciones en la prestación de servicios que le corresponden por Carta Orgánica, como así tampoco para el pago de los haberes de sus empleados”. En ese sentido, indican que “se ven afectados todos aquellos que viven en nuestra ciudad, perjudicando aún más a los colectivos vulnerables como son los jubilados, pensionados, desocupados, etc.”.

En diálogo con CIUDAD TV, el presidente del bloque de concejales de la UCR, Carlos Salom, explicó que su bancada no acompañó la sanción de la Ordenanza Tributaria Municipal aprobada el 17 de diciembre último “porque entendíamos que iba a contrapelo de lo que se estaba manifestando de sentido solidario y participación de todos”. En ese sentido, recordó que “dimos nuestro punto de vista previo a su aprobación, para que no sea tan abrupto y exorbitante. No fue escuchada nuestra voz, de modo tal que decidimos no acompañar”.

“Ahora que están cayendo las facturas y se dan cuenta de la situación en que están viviendo, los vecinos hoy se autoconvocaron espontáneamente para presentarse y manifestar su enojo”, reflexionó Salom.

Así, reveló que “el bloque de la UCR fue convocado por estos vecinos, salimos, los escuchamos y les manifestamos cuál es nuestra acción política no sólo desde ahora sino desde diciembre. Durante el fin de semana se trabajó con equipos técnicos y asesores para reconsiderar la ordenanza en cuestión y retrotraer los valores con sentido común y equilibrio”.

Compartir