Carlos Martínez, sobre el dictamen a la ley ómnibus: “Hay legisladores que se han suicidado en el altar de Milei”

El referente de Libres del sur, Carlos Martínez, visitó los estudios de CIUDAD TV previo a la movilización que se enmarca en el paro general convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT) y se refirió al dictamen de mayoría que logró esta madrugada la ley ómnibus para ser tratada en el seno del Congreso de la Nación. "Es una traición, no de los 21 legisladores libertarios que votaron según lo que son, sino de 34 legisladores entre los que se encuentran radicales", aseveró.

Aseguró que “hay un malestar extendido que se incrementó en las últimas semanas a lo largo y ancho de la Argentina y nuestra provincia no es ajena a eso, por eso se expresa hoy en una jornada como nunca antes se vio considerando que es un gobierno que asumió hace poco más de un mes y ya agredió a amplios sectores de la sociedad”, aseguró. “Es un gobierno muy agresivo con los sectores populares, con un ajuste totalmente excluyente de un proyecto nacional. La respuesta va a ser proporcional a eso”, reforzó.

Respecto al dictamen de mayoría que logró la ley ómnibus esta madrugada en el Congreso de la Nación, observó que “es una traición, no de los 21 legisladores libertarios que votaron según lo que son, sino de 34 legisladores entre los que se encuentran radicales que se han suicidado en el altar de Milei, con ideas que no habían presentado en sociedad. Traicionaron el programa con el que fueron a elecciones, de todas formas, es un terreno donde el oficialismo va contrarreloj porque cada día que pasa es mayor la cantidad de gente que abandona el apoyo que le dio en su momento”.

“Por algo se amenaza en la calle con represión al movimiento obrero, a las organizaciones sociales, a los partidos políticos democráticos. Necesitan hacer las cosas a escondidas como lo hicieron ayer”, afirmó.

“Más allá del paro, no hay que descartar que la movilización continúe bajo otras formas en estos días para hacer oír el legítimo reclamo de la gente que ya no puede avanzar”, aseguro.

En el ámbito local, aseguró que “se reproduce lo que pasa a nivel nacional”. “Hace unos días atrás estuvimos en el local de la CGT distintos sectores, de una diversidad política e ideológica muy importante, articulando nuestra oposición al DNU y a la ley ómnibus. Pero, sobre todo, la defensa al derecho constitucional y humano de expresar nuestra disconformidad con esto”. “Más allá de que el proyecto es agresivo, de las ideas que quiere implementar Milei, hay un sendero muy peligroso que no estamos dispuestos a transitar que es la privación del derecho constitucional de expresar nuestras opiniones que hemos logrado”, sostuvo y recalcó que “la de las libertades es otra de las batallas que hay que dar”.

En cuanto a la tratamiento del proyecto ya en el seno del Congreso, avizoró “un escenario complejo”. “No podría decir qué va a pasar, pero es un escenario muy fuerte. Creo que hay que ver qué hacen los representantes del radicalismo e incluso los de centro derecha, los del bloque Federal. Es la primera vez que veo que se firma un despacho en disidencia, cuando uno firma un despacho es porque está de acuerdo. Hay una ventana que habrá que ver si se abre más en función de los intereses del gobierno de Milei o hacia este lado y va a tener que ver mucho la presión popular en eso. Después pasará al senado donde no habría un escenario favorable a Milei, pero esto es una caja de sorpresas”, sostuvo.

Compartir