Construcción en el Chaco: en diciembre, el empleo tuvo su peor caída en más de 15 años

En el mes de diciembre, el derrumbe de la industria de la construcción se consolidó en todo el país y en todas las provincias el impacto se sintió de manera muy dura.

En ese mes, el empleo registrado en este sector a nivel país exhibió una caída interanual del 6,3% que generó la pérdida de 26.707 puestos de trabajo respecto a igual mes del año anterior. Además, contra el mes anterior (noviembre 2023), se registró una baja del 6,1% con 25.952 empleos perdidos, siendo además el cuarto descensos al hilo en ese nivel comparativo.

El salario, por su parte, tampoco mostró datos positivos; por el contrario, se contrajo en términos reales 17,3% interanual en el mes de análisis a nivel nacional, siendo la baja más pronunciada desde agosto del 2020.

En la provincia del Chaco, ya desde mediados del año 2023 ya se vivía una crítica situación en el sector de la construcción y esa trayectoria a la baja tuvo un nuevo hito deterioro en el último mes de ese año: en diciembre, el Chaco experimentó la mayor caída del empleo formal en ese sector de, por lo menos, los últimos quince años, sumado además a una significativa merma del salario real.

De acuerdo con un informe de la consultora Politikon Chaco en base a datos de IERIC, en el mes de diciembre de 2023 en el Chaco se contabilizaron 4.614 puestos de trabajo registrados en el sector de la construcción, volumen que representa una baja del 44,1% en la comparación interanual, siendo el cuarto mes consecutivo con descensos en ese nivel comparativo y, en valores absolutos, equivale a 3.638 empleos perdidos en relación con igual mes del 2022.

Además de esa merma interanual, el Chaco tuvo en diciembre su séptimo mes consecutivo de descensos mensuales del empleo en la construcción: en ese mes, cayó 19,3%, perdiendo 1.104 empleos respecto al mes previo; así, entre junio y diciembre del 2023, en el Chaco desaparecieron 4.768 empleos registrados en la construcción.

Los datos de diciembre dejaron varios hitos negativos: en primer lugar, se destaca que en volumen de puestos de trabajo, es el tercer peor diciembre de los últimos 16 años, quedando solamente por encima de ese mes de 2019 (año que la recesión pulverizó una buena parte de los empleos del sector) y de 2020 (año altamente impactado por la pandemia).

Tomando la serie histórica que elabora el IERIC, que abarca al período 2007-2023, el récord de empleo para un mes de diciembre en el Chaco pertenece al año 2013, donde se registraron 8.763 empleos; el podio se completa con los años 2010 (8.550 empleos) y 2022 (8.252 empleos). Por el contrario, los tres diciembres de menor volumen de empleo corresponden a 2023 (4.614), 2019 (3.914) y 2020 (3.884).

Si se analizan específicamente esos tres años con los peores meses de diciembre, hay una diferencia fundamental: las expectativas y la tendencia previa. Siempre hablando del caso chaqueño, en el año 2019, se llegó al mes de diciembre acumulando dos años de caídas en el empleo pero en aquel momento predominó cierta expectativa política por el cambio de gobierno, ya que la administración de Alberto Fernández asumía el gobierno en diciembre de ese año bajo la premisa, entre otras cosas, de impulsar la obra pública y ello tendría un fuerte impacto en el empleo en la construcción. Por ende, las expectativas de mejoras eran importantes.

En el año 2020, se llegó a diciembre arrastrando dos problemas: la fuerte crisis de los dos años previos y la pandemia que paralizó la actividad durante varios meses de ese año. Sin embargo, a partir del segundo semestre de ese año, ayudado en parte por cierta flexibilización de las restricciones sanitarias, se inició un camino de recuperación: las tasas de caída del empleo desaceleraban de manera importante, proyectando así un buen inicio de 2021. De hecho, así fue: la caída de diciembre 2020 fue del 0,8%, la más baja en tres años exactamente; al mes siguiente, enero 2021, el empleo en la construcción creció 16,3%, siendo en ese momento la primera suba en tres años.

Como se observa de lo antes analizado, tanto en 2019 y 2020 las expectativas eran buenas, y en particular en ese ultimo año, la trayectoria del indicador mostraba mejoras. Sin embargo, en el 2023 ocurre todo lo contrario: la trayectoria muestra claras desmejoras y las expectativas son altamente negativas, pudiendo entonces agravarse aún más la situación, en particular por el freno a la obra pública decidida por el gobierno nacional que asumió a fines de ese año. A la par, la alta inflación sumado a la devaluación realizada en diciembre ponen también un freno a la obra privada. De ese modo, se espera que la construcción continúe en franco descenso por lo menos durante el primer semestre del año.

En relación con la trayectoria del indicador de empleo en la construcción, otro hito negativo que se vio en diciembre 2023 para el Chaco fue la variación interanual: la caída, como se ya mencionó, fue del 44,1%. Ese descenso es el más fuerte de toda la serie histórica que mide el IERIC, que se inicia en junio 2007. Por ende, se trata del peor resultado para el Chaco ya no solo para un mes de diciembre, sino para toda la serie histórica provincial.

Analizando el desempeño chaqueño de diciembre 2023 en el plano regional, se destaca que pese a históricamente el Chaco era la segunda provincia con más volumen de empleo en la construcción en el NEA, pasó a ser la tercera (ya se vio esto en noviembre 2023) al ser superado por Corrientes, mientras que Misiones mantiene el liderazgo regional. En ese sentido, se verifica una fuerte pérdida en los niveles de participación chaqueña sobre el total regional: en abril el empleo sectorial del Chaco representaba el 28,9% del total del NEA y descendió hasta el 22,9% de diciembre, el nivel más bajo desde mayo del 2021.

Comparando su desempeño relativo, la caída interanual chaqueña fue la segunda más fuerte de la región y del país (detrás de Formosa), en un escenario donde 18 distritos mostraron bajas. Además, en la comparación mensual, el descenso chaqueño también fue el segundo más fuerte de país, solo por debajo de La Rioja, en un contexto donde la totalidad de los distritos subnacionales mostraron bajas.

Además del altísimo deterioro del empleo sectorial, la situación del salario tampoco es positiva. En diciembre de 2023 el salario registrado promedio en el sector de la construcción del Chaco fue por $ 362.694 (incluido SAC) presentando una variación del 132% respecto a igual mes de 2022 en moneda corriente, un nivel que quedó muy por debajo del crecimiento del índice de precios para la región del NEA en ese mes (219,5%). Por ende, al medir el salario promedio en moneda constante, deflactando la inflación regional del período, el salario real de la construcción en el Chaco exhibe una baja del 27,4%, siendo el cuarto mes consecutivo de bajas

La caída del salario real de diciembre también muestra otro hito negativo: es la mayor caída del salario real de, por lo menos, los últimos seis años. Cabe señalar en este caso, que se toma solamente la serie diciembre 2016-diciembre 2023, para que al medir el salario en moneda constante coincida con el mismo período de la nueva serie del IPC que INDEC publica desde esa fecha.

En el plano nacional, esta caída del salario real chaqueño fue la tercera más fuerte en el país, solo por encima de Formosa (-29,5%) y La Rioja (-35,4%). Además, solo una provincia logró subas reales del salario en diciembre (Neuquén con +10,8%) mientras que todo el resto de los distritos presentaron bajas.

Compartir