Tarifazo eléctrico: “Lo más preocupante es la quita de subsidios, es verdaderamente terrible”, afirmó el titular de SECHEEP

El incremento tarifario del 33% sumado a la quita de subsidios para las categorías de usuarios de ingresos medios y bajos se verá reflejado indefectiblemente en las facturas de luz de los meses de agosto y septiembre. Hilario Bistoletti, titular de SECHEEP brindó precisiones sobre el impacto y aseguró que no hay ningún mecanismo para evitarlo: "Es imposible", afirmó.

Hilario Bistoletti, presidente de la empresa SECHEEP, habló nuevamente de los próximos aumentos que se verán reflejados en las facturas de luz de agosto y septiembre para los usuarios de ingresos bajos y medios, por un cambio en el esquema tarifario nacional y por la quita de subsidios que el organismo provincial pasará directamente a los consumidores chaqueños.

El nuevo cuadro tarifario nacional fue publicado en la jornada del jueves, “es el que se había suspendido en el mes de mayo”, comentó.

“Lo más sorprendente, más allá del incremento que es de un 33%, lo más preocupante en esta situación es fundamentalmente la quita de subsidios. Es verdaderamente terrible”, acentuó.

Precisó que todas aquellas personas que estaban inscriptas en la segmentación 2, “la gente de menores ingresos, anteriormente podía consumir sin límites los kilovatios del mes, “estaban contemplados”. Con la quita tendrá un techo de 350 kilovatios y superado esto “se computa como 1, como el que más consume”. Dijo que lo mismo ocurrirá con la segmentación 3, “superados los 250 kilovatios va a tener que pagar el consumo de los 1”.

“El promedio de consumo que tiene nuestra provincia es de 450 a 500 kilovatios, esto determina que en la provincia del chaco un gran sector de los usuarios va a perder el subsidio de energía eléctrica porque si bien pueden llegar a tener una parte del mismo subsidiado, según la segmentación en la que se encuentren, indefectiblemente, el resto de la tarifa la van a pagar como N1 que es el mayor consumo que tiene la tabla del valor de la energía”, explicó el funcionario.

“Habíamos hablado con las distribuidoras provinciales antes de este nuevo aumento, si bien lo preveíamos y teníamos en cuenta que podían anunciarlo en junio, y lo hicieron, e hicimos una base de cálculos por este aumento, nunca, ninguno de nosotros se imaginó que el aumento podía también incluir la quita del subsidio que eso es lo más grave de este aumento. Porque más allá de unos kilovatios más o menos, el gran problema es la quita terrible de subsidios”, advirtió.

En ese contexto, destacó que uno de los mejores trabajos que está haciendo SECHEEP es el recupero de la energía consumida no registrada. “Se está trabajando todos los días de la semana, mañana y tarde, interviniendo en varios barrios donde había mucha gente conectada de manera indirecta. Barrios de trabajadores, de empleados de comercios, de determinadas reparticiones, uno entraba a los barrios y no estaban ni conectados”, mencionó.

Para Bistoletti, incluso los proyectos que hoy se discuten en Diputados y que buscan sostener el impacto directo de estos aumentos a las familias, “no son efectivos”. “La energía viene fijada por Nación, los proyectos que yo conozco en la provincia es más de lo mismo, son los mismos que nos llevaron a esta situación de subsidios en el país, los que apoyaron los subsidios para todo el mundo. Mantuvieron más de 15 años subsidios a gente que podía pagar el servicio, que tenía un poder económico que podía hacer frente a cualquier tarifa de luz y no se debía haber justificado un subsidio para esa gente. El subsidio llevó a que desaparezcan las inversiones en el país”.

En el plano nacional, aseguró: “Estamos peleando hace mucho por una tarifa diferencial para el norte, entendemos que como el sur tiene algunas contemplaciones el norte también tiene que tenerlas. Somos autodependientes y estamos sometidos a altas temperaturas durante gran parte del año”.

Consultado sobre algún mecanismo que modere de alguna manera el impacto del incremento, afirmó: “Si lo pudiéramos tener lo estaríamos llevando adelante. Es imposible”.