Nicolás Slimel: “Reivindico y destaco el trabajo tanto de la Escuela de Gobierno como del IPAP”

Luego de la maratónica sesión ordinaria de este miércoles, el diputado justicialista Nicolás Slimel se refirió a la postura asumida por el oficialismo en torno a la sanción de la ley que fusionó el IPAP con la Escuela de Gobierno para crear el Centro de Formación y Capacitación en Administración Pública del Chaco (CEFCA). "No estamos en contra de que el Ejecutivo provincial quiera trabajar sobre una política de gobierno y que, en este caso, sea fusionar o cambiar el eje de la formación. Estamos en contra que no quieran reconocer todo lo que se hizo", recalcó.

En los estudios de CIUDAD TV, el legislador comentó que durante la sesión, escuchaban a diputados del oficialismo “y parecía que la provincia nunca tuvo un organismo de formación, de capacitación, de formación de cuadros políticos o profesionalización de los agentes de la administración pública”.

“Reivindico y destaco el trabajo, tanto de la Escuela de Gobierno como del IPAP. La Escuela de Gobierno es algo más generalizado, a la que puede acceder cualquier ciudadano de manera gratuita, y el IPAP que era para todos los empleados del Estado. Son dos funciones completamente distintas, que funcionaron muy bien y que capacitaron en recurso humano dentro y fiera de la administración pública. Y el gran trabajo que hicieron los responsables, los profesionales, los técnicos, los formadores. Un gran equipo con informes magníficos de lo que llevaron adelante durante todos este tiempo, casi 15 o 16 años”, sostuvo.

Aclaró que el cuestionamiento hacia el oficialismo hace al proceso por el cual impusieron estos cambios. “Hemos tenido tratamiento exprés en las comisiones, despacharon directamente, no permitieron recibir a nadie, incluso la directora de la Escuela de Gobierno presentó una nota pidiendo ala Legislatura que la reciba y no la recibimos porque el oficialismo no quiso. Incluso cuando planteamos en Comisión, un diputado del oficialismo nos dijo que sabían cual iba a ser el pedido que iban a plantear desde la institución y que ellos tenían una decisión política del Gobernador, de avanzar”, dijo y cuestionó que “no les interesa escuchar alas personas involucradas. Estamos en democracia, esto es grave”.

“Avanzamos en un proyecto legislativo donde pareciera que nunca se hizo nada anteriormente”, resaltó y trazó una analogía con acciones similares del Gobierno nacional. “Las políticas de Estado que se han hecho bien hay que mantenerlas. Estamos de acuerdo en cualquier decisión del Ejecutivo en cambiar un organismo. Pero no podemos negar que hay personas detrás de todo esto. Mínimamente tienen que tener la posibilidad de ser escuchadas”, rechazó.

“La incógnita que tenemos todos es qué va a pasar con la gente que trabajaba en esos organismos. La ley no establece con claridad cómo va a ser su funcionamiento. Y son trabajadores que rindieron concurso”, remarcó.

Compartir