Recategorización del monotributo: podrían prorrogarla por demoras en la promulgación del paquete fiscal

Los cambios impositivos establecidos por el paquete fiscal se publicarían este lunes 8 de abril y la fecha para la recategorización del régimen simplificado con los nuevos parámetros es el 20 de julio, según AFIP, pero se espera que haya una prórroga.

A más de una semana de haberse aprobado la ley Bases y el Paquete Fiscal, el Gobierno publicaría en el Boletín Oficial ambas normas. Con ello, se pondrán en vigencia los cambios establecidos para los impuestos previstos.

Entre ellos, el que más urge es el Monotributo, cuya recategorización es el 20 de julio. La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) tiene que cargar los nuevos parámetros en el aplicativo para que los contribuyentes puedan hacer la operación. Y profesionales consultados por Ámbito estiman que el organismo que conduce Florencia Misrahi debería prorrogar por algunos días el plazo. El tiempo que tienen para actuar los técnicos es escaso.

El nuevo esquema de régimen simplificado prevé un incremento de las escalas 545% para la categoría “A” hasta 745% para la categoría “K” en forma interanual. El monotributista puro, es decir, el que paga los tres componentes, el fiscal, jubilación y obra social pasará a tener una cuota mensual de $26.600.

Según pudo averiguar Ámbito, el primer paso para poner en marcha los cambios sería este lunes con su públicación en el Boletín Oficial. Luego de ello el Poder Ejecutivo tiene que promulgar la ley con un decreto y luego la AFIP tiene que emitir una resolución general estableciendo los nuevos importes para la nueva categoría.

La norma fija dos recategorizaciones por año: enero y julio de cada período, pero en este 2024 se encuentra condicionado por los cambios aprobados en el Congreso Nacional.

El plazo establecido para este mes de julio va del 1° al 20, pero al haber cambiado las escalas y aún no estar en vigencia, los contribuyentes no pueden realizar el trámite con certeza.

Desde la AFIP, reconocen el problema y la intención sería junto a los anuncios de vigencia y reglamentación comunicar el nuevo plazo para confirmar la inscripción.

Las nuevas escalas son:

  • Categoría A: pasa de $2.108.288,01 a $6.450.000: alza de 206%
  • Categoría B: pasa de $3.133.941,63 a $9.450.000: 202%
  • Categoría C: pasa de $4.387.518,23 a $13.250.000: 202%
  • Categoría D: pasa de $5.449.094,55 a $16.450.000. 202%
  • Categoría E: pasa de $6.416.528,72 a $19.350.000: 202%
  • Categoría F: pasa de $8.020.660,90 a $24.250.000: 202%
  • Categoría G: pasa de $9.624.793,05 a $29.000.000: 201%
  • Categoría H: pasa de $11.916.410,45 a $44.000.000: 269%
  • Categoría I: pasa de $13.337.213,22 a $49.250.000: 269%
  • Categoría J: pasa de $15.285.088,04 a $56.400.000: 269%
  • Categoría K: pasa de $16.957.968,71 a $68.000.000: 301%.

Impuesto a las Ganancias

Es de recordar que la ley Bases y el Paquete Fiscal se aprobaron en junio, pero como el gobierno decidió pasar la promulgación de las leyes para julio, el efecto es una pérdida de recaudación del Impuesto a las Ganancias de la cuarta categoría del mes pasado, que también entrará en vigencia con retroactividad a enero.

Sucede que la ley prevé una deducción especial para aquellos tienen que empezar a pagar desde el primer día del año. Así se evita que las empresas descuenten importes del impuesto con retroactividad. Pero la retroactividad alcanza hasta el mes anterior a la promulgación. Si se hubiera publicado en Boletin Oficial en junio, el descuento habría alcanzado solo hasta mayo, y en junio los empleados deberían haber recibido un descuento. Al hacerse en julio, la percepción va a ser hasta los salarios de junio y la deducción especial alcanzará hasta ese plazo también.

Fuente: Ámbito

Compartir