Federico Sturzenegger, el artífice de la “desregulación” que impulsa Javier Milei

Sturzenegger ejercía hasta acá una gran influencia sobre Milei, que ahora lo puso al frente del Ministerio de Desregulación. Fue artífice del DNU desregulador y de buena parte del articulado de la Ley Bases. Su anterior desempeño como titular del Banco Central en el gobierno de Mauricio Macri, su participación en el blindaje del FMI, el megacanje y la creación de las Lebacs.

Por fuera de los números, el economista Federico Sturzenegger es un apasionado de la literatura que fantasea con terminar sus días “como escritor de ficción”. El extitular del Banco Central de la era Mauricio Macri y exintegrante del equipo económico de Domingo Cavallo en el gobierno de Fernando de la Rúa aún no alcanzó ese sueño, pero es el autor principal de lo que un año atrás muchos hubiesen considerado una ficción: la desregulación total de la economía argentina bajo la presidencia de Javier Milei.

Tras meses de trabajar en un segundo plano, Milei sumó a Sturzenegger a su gabinete como ministro de Desregulación. Aún sin cargo el economista era una pieza clave del Gobierno. El vínculo entre ambos se forjó en 2017, cuando el actual mandatario comenzaba a perfilarse como figura mediática apoyando las publicaciones del entonces presidente del BCRA.

El historial de Sturzenegger en la función pública no comenzó ahora, ni durante el macrismo. Está cargado de múltiples acontecimientos que marcaron la coyuntura económica del país, desde el blindaje del FMI y el megacanje del gobierno de De la Rúa por el que fue procesado por la justicia, hasta la creación de las Lebacs, después convertidas a las Leliq, que paradójicamente son señaladas por Milei como la principal herencia y dolor de cabeza que debe afrontar la gestión actual.

Los comienzos de Sturzenegger

Nacido el 11 de febrero de 1966 en Rufino, provincia de Santa Fe, Sturzenegger se crió en Gonnet, en las afueras de La Plata. Hijo de Iris y del economista Adolfo Sturzenegger, hizo la primaria en la escuela pública N° 36 y el secundario en el Colegio Nacional de La Plata. Además de la literatura, de joven tenía una fuerte vocación por la pintura. Como se consideraba “muy malo” en esas áreas, optó por la economía.

Se recibió en la Universidad Nacional de La Plata y después se fue a estudiar al MIT (Massachusetts Institute of Technology) de Estados Unidos, donde además enseñó algunos años.

A fines del año 1994, regresó al país para formar parte de YPF, donde fue economista jefe hasta 1998, durante la gestión de José Estensoro, en el gobierno de Carlos Menem. Desde ese entonces, y hasta 2005, dirigió la escuela de Negocios de la Universidad Di Tella. En el medio, en 2001, puso una pausa para desempeñarse como secretario de Política Económica del gobierno de la Alianza.

El megacanje y blindaje del FMI con Cavallo y De la Rúa

En el marco de lo que fue el “blindaje del FMI”, donde el organismo multilateral exigió una serie de condiciones de ajuste a cambio de un crédito de 40.000 millones de dólares, se llevó a cabo el programa de “déficit cero” que impulsó el exministro Cavallo en 2001, en donde los trabajadores públicos sufrieron un recorte del 13% en sus salarios. La medida fue anunciada por el propio Sturzenegger y estuvo acompañada por un hachazo del mismo porcentaje para los jubilados. En ese caso, quien lo instrumentó fue casualmente otra integrante del gobierno de Milei: Patricia Bullrich.

“La sociedad acepta plenamente que el ajuste lo haga el sector público”, decía Sturzenegger en aquel entonces, palabras que volvieron a sonar en boca de Milei y su ministro de Economía, Luis Caputo.

Su actuación en el gobierno de la Alianza también estuvo marcada por el denominado “megacanje”, una operación de canje de bonos con el objetivo de retrasar los plazos de pago de la deuda a cambio de un importante incremento en los intereses y en el monto del capital adeudado, y además, el pago de altísimas comisiones a bancos extranjeros.

La medida fue judicializada y llevó al procesamiento de Sturzenegger y otros responsables por parte del juez federal Sebastián Ramos. Sin embargo, en 2016 fue sobreseído ya que la justicia consideró que no participó de la operación, pese a que fue uno de los que firmaron el decreto que habilitó el canje.

Banco Ciudad, el Congreso y el BCRA: su regreso de la mano del macrismo

Tras el estallido social de 2001, Sturzenegger siguió con su labor en la Di Tella y en 2005 se fue a dar clases a Harvard, en Estados Unidos. Pero en 2008, abandonó la institución norteamericana para integrar el equipo de Mauricio Macri en CABA, como presidente del Banco Ciudad.

A Macri lo conoció a través de Horacio Rodríguez Larreta. Y desde allí, comenzó su camino en las filas del macrismo, que lo llevó a estar al frente de la entidad financiera porteña hasta 2013, a ser diputado nacional por la ciudad de Buenos Aires desde ese año hasta 2015, y a titular del Banco Central de la República Argentina en los comienzos de la presidencia del fundador del PRO.

Sturzenegger al frente del Banco Central

Al frente del BCRA, Sturzenegger eliminó el cepo cambiario, creó los créditos hipotecarios UVA (Unidades de Valor Adquisitivo) indexados a la inflación, que generaron una gran polémica a lo largo de los años, y también ideó el carry trade de las Letras del Banco Central (Lebacs), que posteriormente fueron reconvertidas en las Letras de Liquidez (Leliq), que fueron construyendo la “bola” que busca “desarmar” Milei.

La gestión del economista en el BCRA, sin embargo, quedó en el recuerdo por sus famosas metas de inflación con tipo de cambio flotante, que proyectó para el año 2018 un “10% (+ – 2%)”. Hacia diciembre de 2017, la meta inflacionaria se había corregido a 15% y 2018 finalizó con una suba de precios del 47,6%, para entonces la cifra más alta en 27 años. Pese a ello, la defensa acérrima de aquel entonces por parte de Milei en las pantallas de TV se mantuvo.

Milei y la desregulación económica de Sturzenegger

“Con Javier Milei tengo una relación de respeto mutuo hace muchos años. Como ya he dicho, creo que su irrupción en la política abrió la posibilidad de debatir cosas que sabíamos estaban mal pero que nadie quería abordar. Movió el eje de la discusión, en mi opinión, para el bien de todos”, publicó el economista santafesino en sus redes sociales.

Por fuera de los números, el economista Federico Sturzenegger es un apasionado de la literatura que fantasea con terminar sus días “como escritor de ficción”. El extitular del Banco Central de la era Mauricio Macri y exintegrante del equipo económico de Domingo Cavallo en el gobierno de Fernando de la Rúa aún no alcanzó ese sueño, pero es el autor principal de lo que un año atrás muchos hubiesen considerado una ficción: la desregulación total de la economía argentina bajo la presidencia de Javier Milei.

Página/12

Compartir