Advierten sobre situaciones de violencia en centros de salud y pide soluciones al Gobierno

Desde la Asociación de Profesionales, Técnicos y Auxiliares de Salud Pública del Chaco (APTASCH) alertaron sobre recientes hechos de violencia vividos en Centros de Salud de la provincia, donde trabajadores fueron agredidos por pacientes y familiares, principalmente en horarios de la noche y sin existencia de presencia policial.

Aptasch, en alerta.

Por ello, la entidad expresó que “como representantes de los trabajadores y trabajadoras de salud pedimos y apelamos a la solidaridad de la población que cuide, respete y proteja a los trabajadores de los Centros de Salud, sobre todo aquellos que funcionan las de 24 horas y las que realizan guardias hospitalarias. Los problemas que originan las situaciones de violencia no son responsabilidad de los médicos ni del personal que se desempeña en los sectores, sino que es responsabilidad del Estado”. Como ejemplo de ello, especificaron que en un centro de salud de fuerte asistencia de pacientes en el Gran Resistencia no tienen personal de seguridad desde el pasado mes de julio, pese a los constantes pedidos.

Debido a esas situaciones, APTASCH advierte que “de continuar con las agresiones, muchos centros de atención corren riesgo de cerrarse por la renuncia de los profesionales que reciben agresiones permanentes por parte de personas que no quieren esperar o que acuden a los servicios de salud en busca de medicamentos cuya receta médica es privativa de quien la emite, es decir, que no se aplican ni dispensan medicamentos que no sean recetados por médicos de los centros de salud”.

Por todo ello, solicitan la intervención del gobierno provincial. “La respuesta la tiene el Estado, que debe garantizar protección policial y mayor contratación de médicos en las guardias de urgencias y emergencias. Pero también apelamos a la solidaridad y a la compresión de la comunidad, que debe entender que en los horarios y sectores de guardia se atienden casos de personas con urgencias y emergencias; por ende, la población que solicite la atención por otras situaciones debe acudir a los hospitales y centros de salud con turnos previos”.

“Los trabajadores no pueden hacer su tarea bajo amenazas, golpes de puertas, gritos e improperios”, detallaron en APTASCH, y agregaron que “trabajamos constantemente por la erradicación de todo tipo de violencia, tanto interna como externa al sistema de salud pública, y vemos con fuerte preocupación la existencia de estos casos de violencia y exigimos al gobierno provincial que se garantice la seguridad de todos los trabajadores”

 

Compartir